Sobre nosotros

 

La Economía del Bien Común es un concepto que ha estado presente durante las distintas etapas de la historia de la civilización. Desde Aristóteles, Cicerón o Santo Tomas de Aquino, pasando por Leibniz, Rousseau y John Rawls, hasta llegar a las actuales Constituciones democráticas de muchos países o estados, que recogen principios según los cuales la actividad económica debe servir a los intereses generales y asegurar el bien común o bien público. El Bien Común es, por lo tanto, uno de los principales fundamentos para el desarrollo de las personas y de las sociedades en general, proporcionando unos principios básicos en las relaciones existentes entre los individuos y su entorno.

En la actualidad, el sistema económico se rige fundamentalmente en criterios de beneficios económicos y de competitividad. La Economía del Bien Común pretende adaptar esta economía actual a unos principios constitucionales que ya se encuentran recogidos en distintas Constituciones, regidos por una serie de principios básicos que representan los valores humanos que las personas ya ejercen en sus relaciones y entornos inmediatos: confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad, generosidad y compasión, entre otros. De esta manera, las empresas a las que guíen estos principios y valores deben obtener ventajas legales que les permitan equipararse en el mercado, de igual a igual, frente a los valores del lucro y de la competencia actuales.

La idea del actual movimiento de la Economía del Bien Común nace en el 2008 de la mano del austriaco Christian Felber, aunque no es hasta el año 2010 donde se producen los primeros avances en este sentido, donde ya se cuenta con el apoyo de unas 150 empresas promotoras y unas 50 empresas pioneras, además del surgimiento de los "Campos de Energía”, compuesto por personas de todo ámbito comprometidas con la implementación de la Economía del Bien Común.

El movimiento ha ido creciendo durante estos años, y a finales del 2012 es cuando se crea el Campo de Energía de Gran Canaria, formado por voluntarios pertenecientes a distintos campos de la sociedad, involucrados y comprometidos con la idea de que un cambio en los paradigmas actuales de la economía, no solamente es posible, sino que es necesario. Bajo está idea se está trabajando para promover la cultura de la Economía del Bien Común en todos los ámbitos sociales de Gran Canaria, a nivel empresarial, educativo, social y de las administraciones locales, realizando un esfuerzo de divulgación y proporcionando experiencias e iniciativas para demostrar la viabilidad de este proyecto, un proyecto abierto, de todos y para todos, que se está construyendo para proporcionar a la sociedad un futuro mejor, más justo, más igualitario y más solidario.

¿Quieres colaborar?